Hemos construido estructuras con techos de junco las últimas dos décadas y desde entonces nos hemos establecido como líderes mundiales en este campo.

Irradiando un toque natural, ambiente e innegable belleza, hay un distintivo estilo con encanto que va de la mano con un techo de junco tradicional. Definido como la cubrición de una cubierta tallos de plantas, existen numerosos beneficios en una cubierta de junco que contribuyen a que ésta sea no solo una de las más antiguas cubiertas en el mundo, ¡sino también una de las mejores!

  • Una cubierta de junco Cape Reed bien mantenida es extremadamente duradera pudiendo llegar a los 50 años.
  • El necesario ángulo de inclinación de una cubierta de junco asegura un amplio espacio para incorporar habitaciones bajo cubierta.
  • Las excelentes cualidades aislantes del junco eliminan la necesidad de incluir materiales aislantes adicionales.
  • Una cubierta de junco bien hecha es naturalmente impermeable, protege contra los rayos UVA y es ecológica.
  • La versatilidad del junco implica que puede ser utilizada en diferentes tipos de edificios, desde resorts en la playa hasta cenadores en jardines.

Nuestro material de cubiertas primario, Thamnochortus Insignis (junco del cabo), sólo crece en la zona más al sur del continente africano. La planta del junco del cabo debe crecer una media de seis años antes de ser recolectada. El tiempo de crecimiento para otros tipos de junco es de solamente 6 meses de media. Hay numerosas ventajas en éste lento crecimiento – el material interno de la planta crece sólido y estable con una extremada densidad. Como resultado, el producto tiene una resistencia natural mucho más alta a pudrirse y al decaimiento general comparado con otros juncos utilizados para cubiertas.

Este material es 100% orgánico y verdaderamente sostenible.